Una chamarra no es suficiente para el invierno

En esta época del año, las bajas temperaturas provocan enfermedades respiratorias, por lo que abrigarte bien no es suficiente para el invierno, debes tomar medidas preventivas y no correctivas, por lo que debes tener una alimentación adecuada.

Nuestro organismo necesita más calorías para mantener el calor corporal y alejarnos de los resfríos y demás males respiratorios, por lo que te recomendamos algunos de los principales alimentos que poseen mayor contenido calórico:

  1. Brócoli y hojas verdes crudas. El primero es rico en vitamina C, en antioxidantes y muy bajo en calorías. Las segundas aportan clorofila con efecto depurativo y enzimas. La idea es no abandonar las verduras.
  2. Tomate. Es una excelente fuente de fibra, poseen una cantidad enorme de vitaminas, entre ellas, las del grupo C y E que tienen una excelente capacidad antioxidante. Evita la oxidación celular y agiliza la depuración de los productos tóxicos
  3. Frutas secas. Las nueces contienen mucho calcio y son ideales para mantener los huesos en buen estado. Son muy recomendables en personas mayores que pueden tener más facilidad en descalcificarse, sobre todo en mujeres que se encuentren en la postmenopausia y en los niños.
  4. Infusiones. Consumir té de frutas y té verde. También caldos, pero tienen que ser caseros porque los instantáneos contienen muchos aditivos perjudiciales.
  5. Bebidas. Durante el invierno, debes estar bien hidratado, por lo que conviene reducir e incluso eliminar de la dieta sustancias tóxicas y excitantes como la cafeína. También las bebidas estimulantes: excitan, pero no nutren y su uso continuado produce desgaste nervioso, agotamiento y falta de adaptación al estrés. 
  6. Sopas. Pueden ser de zanahoria, de zapallo o de cualquier verdura. Puedes agregar semillas para hacerlas más nutritivas.
  7. Frutas. Aprovecha las frutas cítricas de esta época del año, que son ricas en vitaminas y antioxidantes. Algunos ejemplos son el kiwi, la naranja, la mandarina y el pomelo.
  8. Pescados. Son las proteínas más aconsejadas. Se sugiere consumirlos entre 4 ó 5 veces por semana.
  9. Carnes. Las rojas desgrasadas y el pollo deben completar el menú semanal.
  10. Huevos. No debemos olvidarlos para completar una alimentación balanceada. Son una rica fuente de proteínas.

Para disfrutar del invierno, debes cuidarte mucho, abrigándote y comiendo saludable.

Previous Article ¡Abrígate bien!
Next Article ¿Quiénes son los ángeles blancos?

Comments

Leave a Comment

Todos los derechos reservados 2017.