¿Qué sabemos de la Hipertensión?

El pasado 17 de mayo se conmemoró el día mundial de la hipertensión, este día pretende que la población mundial tome conciencia sobre la importancia de mantener un estilo de vida saludable y de este modo, una presión arterial saludable.

Primero, ¿qué es la hipertensión? es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea por arriba de los límites, sobre los cuales aumenta el riesgo cardiovascular. Cerca de un tercio de la población adulta de los países desarrollados y de los países en vías de desarrollo sufre de hipertensión arterial; es la principal causa de consulta a los servicios médicos de atención primaria.

¿Cuáles son las causas? Existen dos tipos de presión arterial elevada: la primaria o esencial y la secundaria. La primera causa es la más común; no hay una causa claramente identificable. Este tipo de presión elevada por lo general aumenta a lo largo de los años.

La hipertensión secundaria se puede presentar como resultado de una condición previa o subyacente; este tipo de presión sanguínea tiende a aparecer de repente y los niveles son más elevados incluso que los de la hipertensión primaria. Las causas pueden ser: enfermedades de riñón, tumores de la glándula suprarrenal, defectos congénitos de los vasos sanguíneos, efectos secundarios de medicamentos como pastillas anticonceptivas, antigripales y analgésicos; y drogas como cocaína o anfetaminas, principalmente.

¿Qué puedes hacer si ya sufres esta enfermedad? Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir niveles altos de hipertensión, incluso si se está en un tratamiento para disminuir la presión arterial.

  • Come saludable: Alimentos como frutas, vegetales, granos enteros y lácteos bajos en grasas.
  • Disminuye la sal: Evítala si sufres de hipertensión, diabetes o mal renal crónico.
  • Mantén un peso sano: Ayudará a disminuir el nivel de presión arterial.
  • Aumenta tu actividad física: Por lo menos 30 minutos al día.
  • Evita el alcohol: Puede elevar la presión arterial.
  • Evita fumar: El tabaco daña las paredes vasculares e incrementa el proceso de envejecimiento de las arterias.
  • Controla el estrés: Practique técnicas de relajación, como aflojar los músculos y respiración profunda.
  • Monitorea tu presión arterial: Es importante que tengas una bitácora diaria de tu presión arterial.

Si tienes sospechas o síntomas de esta enfermedad, puedes solicitar una consulta con el grupo de médicos de AEMEH a los teléfonos 551132 2490 y 556072 2127 o escríbenos al correo contacto@aemeh.com.mx.

Previous Article ¿Qué sabemos del Lupus?
Next Article Un mundo sin tabaco

Comments

Leave a Comment

Todos los derechos reservados 2017. Aviso de Privacidad